Gloria tiene algunos ahorros y ha escuchado que, para que ese dinero no pierda su valor, lo mejor que puede hacer es invertir. Más allá de esta información, Gloria no tiene idea de cuál sería el mejor vehículo de inversión para que sus ahorros generen rentabilidad, lo que puede llevarla a caer en los 3 ERRORES más comunes que se comenten al INVERTIR.

Te invito a verlo en video animado

Error # 1. No conocer tu perfil de inversionista

El perfil del inversionista es una información básica que se debe conocer, este dato orienta sobre el tipo de inversiones en las que cada persona se debe enfocar. Cada uno tiene un perfil de inversión diferente, y no es lo mismo conformar un portafolio para un perfil conservador, que para un perfil moderado o un perfil agresivo.

El perfil de inversionista permite además conocer el nivel de tolerancia al riesgo, es decir, la capacidad de soportar pérdidas cuando las inversiones van en picada.

Lo anterior deja claro que, al no conocer el perfil de inversionista, se pueden estar eligiendo vehículos de inversión en donde el dinero corra mayor riesgo del que se es capaz de asumir, trayendo consecuencias que no solo afectan el bolsillo, sino incluso la salud física y mental.

En el video titulado “¿Dónde invertir mi dinero?” encontrarás una explicación detallada sobre cómo conocer tu perfil de inversionista.

Error # 2. No investigar sobre los diferentes vehículos de inversión

Con frecuencia se escucha que lo mejor es invertir en bienes raíces, en acciones, en criptomonedas, entre otras muchas opciones que nos ofrece el mercado. Sin embargo, tomar la decisión de invertir, solo teniendo en cuenta lo que se escucha o lo que alguien propone, puede acercarnos al negocio equivocado, con el agravante de que, una mala experiencia puede generar una creencia limitante: “eso de las inversiones no es para mí, prefiero dejar mi dinero en el marranito”.

Lo mejor es responsabilizarse e investigar sobre los diferentes “vehículos de inversión”, así como definir en cuál de ellos se profundiza y cuál se quiere experimentar. Es decir, hay que empezar a educarse, adquirir conocimientos de expertos en inversión para evitar que cualquier persona te “endulce el oído” o “pinte pajaritos en el aire” con los ahorros de la vida. ¡Aprender cuesta pero ignorar resulta muy caro!

 Error # 3. Invertir sin un Plan

Tener dinero ahorrado y no saber dónde invertirlo, o preguntar ¿qué negocio es rentable para invertir? con la esperanza de encontrar una respuesta inmediata para colocar el dinero y quedarse tranquilo, evidencia que no hay metas claras de inversión.

Las mejores inversiones son las que se adaptan al propósito de vida, el problema es que cuando las personas no saben quiénes son, ni para donde van, todo les sirve y terminan en muchas ocasiones frustrados, porque los resultados no son lo que esperaban. Lo que no saben es que, al no tener un plan estructurado, pueden terminar cumpliendo el plan de otros, invirtiendo en algún vehículo solo porque a su vecino le va bien en ello.

Buscar que las inversiones tengan buenas rentabilidades es un punto importante, pero no es lo único que se debe considerar, antes de tomar la decisión de invertir, se debe estructurar un plan financiero de vida, en el cual se establezcan objetivos claros de corto, mediano y largo plazo, y así mismo las estrategias que se realizarán para alcanzarlos, lo que permitirá identificar los vehículos de inversión adecuados para cada horizonte de tiempo y que estén alineados con el nivel de tolerancia al riesgo.

Todo vehículo de inversión tiene una curva de aprendizaje, si el objetivo es conseguir dinero fácil y rápido, se está en el lugar equivocado. No hay que enfocarse en los resultados sino en el proceso.

“La práctica hace al maestro”, además del conocimiento, se deben incluir tres ingredientes indispensables: disciplina, compromiso y perseverancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *