4 pensamientos que tienen los millonarios

 

Si has estado buscando información para alcanzar la libertad financiera, lo más probable es que ya sepas que en lo que debes trabajar es en tu mente, ya que en ella se crean los pensamientos que derivan en lenguaje y acciones. Si cuidas tu mente y la entrenas para alcanzar su máximo potencial, estarás más cerca de lograr la meta de tener mayor liquidez económica.

Según Gananci, las personas ricas tienen una serie de hábitos que les han hecho llegar hasta donde se encuentran en la actualidad. Pero no son solamente las acciones las responsables de su éxito, sino la fuerza de voluntad para llevarlas a cabo, una voluntad que proviene de su mente.

Sin una estrategia organizada y una mentalidad de abundancia es muy complicado volverse rico. Si tú crees que es complicado llegar a ser millonario imagínate tratar de serlo sin tomar en cuenta los dos aspectos mencionados anteriormente. Sería una tarea titánica y con muy pocas probabilidades de tener éxito.

Sin embargo, no tiene por qué ser así. Hoy en día existe mucha información de personas expertas en el tema y la han compartido con todo el mundo a través de libros, conferencias, artículos, seminarios, programas de radio, foros, webinars y mucho más. Ahora queda de parte nuestra escuchar esos consejos y ponerlos en práctica para poder lograr esos resultados que nos ayuden a tener una mejor salud financiera. No solo mejorarla, sino a colocar tus finanzas en el lugar exacto donde las quieres.

Conociendo la importancia de entrenar la mente, mira los siguientes pensamientos en los que coinciden muchos millonarios, para que tú también puedas empezar a cultivarlos en tu mente e imitar la mentalidad de las personas que han logrado sus objetivos financieros.

1.- Son capaces: una persona rica cree en sí misma, cree en el potencial que tiene y se considera capaz de realizar cada uno de los retos que se ponga adelante. Por esta razón es que, a pesar de ser exitoso y que les vaya bien en los proyectos que emprenden, la mayoría de ellos no se conforma con lo que ha logrado, sino que se sigue exigiendo más.

Se puede pensar que las personas que amasan esas fortunas tan grandes no tienen necesidad de seguir trabajando y que quizá lo hacen porque su avaricia no tiene límites. La gran mayoría del tiempo esto no es así. Las personas ricas se niegan a parar porque saben que pueden seguir logrando cosas, lo que significa que ya su motivación principal no tiene que ver con el dinero sino con la pasión.

2.- Las dificultades son oportunidades para crecer: las personas con libertad financiera no se dejan vencer por los obstáculos o las circunstancias complicadas por más difíciles que sean. Normalmente su pensamiento tiende a inclinarse hacia “cómo sí pueden hacer las cosas” en lugar de quedarse revoloteando alrededor del problema.

La mente de las personas ricas es resolutoria y siempre está llena de nuevas opciones e ideas que se pueden usar en caso de que el plan A no salga como lo esperado. Esto no quiere decir que sean negativas, sino que prefieren estar preparados, lo que nos lleva al siguiente pensamiento.

3.- No pueden dar todo por sentado: las personas ricas controlan sus gastos y sus ingresos (aquellas que trabajaron duro para lograr ese resultado, no las que se sacaron el premio gordo de la lotería o son herederos) porque no dan todo por sentado. Una demanda tendría el potencial de cambiar las cosas de un momento a otro, por ejemplo, así que siguen trabajando en la mejora y diversificando sus proyectos.

Este pensamiento también afecta la manera en cómo interactúan con su familia, como cuidan de su salud física y mental, además de cómo de toman el tiempo -a pesar de sus múltiples ocupaciones- para disfrutar de la vida. Esto quiere decir que administran bien el tiempo que tienen y lo consideran uno de sus recursos más valiosos (o el más valioso, en muchos casos).

Cuando pensamos que no podemos dar todo por sentado nos hacemos más presentes en el momento en vez de quedarnos enganchados en el pasado o ansiosos por el futuro. Prestamos atención al ahora para que no se nos escape ningún detalle.

4.- En el futuro: este es otro de los pensamientos que tienen las personas millonarias. Es ese equilibrio en el cual están concentrados en el presente, pero no dejan de prepararse para el futuro. Si de algo no se le puede acusar a este tipo de personas es de ser insensatos (en la mayoría de los casos).

Ordenar tus pensamientos para que tu mente esté sincronizada con tus objetivos no es algo sencillo, se requiere de mucha disciplina, entereza, una visión clara, entre otras cosas.

Si quieres ser rico además de los pensamientos y las acciones que se derivan de ellos, también es necesario detectar las buenas oportunidades y es por ello que te dejamos acá un listado de maneras para generar dinero para que evalúes las opciones y elijas la que mejor se adapte a ti, a tus necesidades y a los ingresos que quieres lograr.

Escrito por: Edith Gómez

One thought on “4 pensamientos que tienen los millonarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *