¿AHORRO O PROVISIÓN?

 

Eliana Bravo vesga - Ahorro o provisión

Hace unos días estuve realizando un diagnóstico financiero con una persona que está iniciando su camino en la educación financiera. Cuando entramos a revisar su estado financiero, específicamente el rubro de activos, le pregunté: “¿tienes algún ahorro?” Su respuesta inmediata fue “sí, mi ahorro asciende a las suma de 2000 dólares (aprox. 6 MCOP)”, continué:  “¿tienes un propósito para el ahorro que estás haciendo?” y su respuesta fue:  “Sí, me voy de vacaciones el mes que viene”.

Esta conversación, dio pie para que aclaráramos los conceptos de “ahorro” y su diferencia con el de “provisión”.

El ahorro es el dinero que se reserva y guarda para hacer uso de él en el futuro y,  como todo en la vida, debe tener una finalidad o propósito: nuestros ahorros deben terminar en una inversión.

Por el contrario, la provisión consiste en aquellos recursos que separas mes a mes de tu ingreso, para cubrir pagos que debas realizar semestral o anualmente, o para darte algunos “gusticos” libres de dolores de cabeza -léase deudas-. Ambos conceptos deben hacer parte de tu presupuesto mensual, pero sabiendo que sus finalidades son muy diferentes.

Tus ahorros no están destinados para gastarlos, sino para que se multipliquen día a día. Debes tomar el buen hábito de reservarlos tan pronto como recibas tu ingreso y antes de que realices cualquier gasto. Por su parte, las provisiones hacen parte de tus gastos, aunque no es un pago que realizas de forma mensual, hacer provisiones es un excelente hábito que te ayudará a organizarte y dejar de improvisar.

Ahora bien, vale la pena que aclaremos algo, mucha gente sabe que ahorrar es importante y se preocupan por hacerlo de manera regular, pero no tienen un propósito de que ese dinero empiece a multiplicarse, así que terminarán gastándolo en caprichos y, en el mejor de los casos, para cubrir una eventualidad o emergencia, lo que en definitiva los deja siempre en la misma posición: recibir sus ingresos y gastarlos tarde o temprano.

Vamos a analizar la situación con la que inició este post. Si la respuesta a la pregunta “¿tienes un propósito para el ahorro?” hubiese sido: tengo ese dinero destinado para iniciar una inversión o un negocio, entonces efectivamente estamos hablando de AHORRO. Pero, visto que su finalidad es irse de vacaciones, realmente lo que hizo fue una provisión, que le permitirá irse a su paseo y a lo mejor disfrutar de esos días sin tener que incurrir en una deuda adicional.

Visto lo anterior, mi recomendación es que cuando hagas tus reservas de dinero, tengas en cuenta las diferentes provisiones y fondos que debes contemplar en tu presupuesto y que te darán tranquilidad financiera en el corto plazo. Pero, si realmente te preocupa tu futuro financiero toma el buen hábito de ahorrar con el propósito de educarte financieramente y lograr que ese dinero sea la base de tus negocios e inversiones.

 

¿Te gustaría conocer la técnica para que el dinero te alcance para todo, incluso poder hacer ahorros y provisiones?

Esto lo aprenderás en el video curso FINANZAS SALUDABLES: ASUME EL CONTROL DE TU DINERO,

Con sólo 30.000 COP (USD 10 aprox) puedes tener acceso a este entrenamiento.

 

HAZ CLIC AQUI PARA TOMAR EL CONTROL DE TU DINERO

2 thoughts on “¿AHORRO O PROVISIÓN?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *