AÑO NUEVO, TASA DE USURA NUEVA.

 

La tasa de usura es el límite máximo que un particular o una entidad financiera pueden cobrar por intereses sobre un préstamo y está certificada, trimestralmente, por la Superintendencia Financiera. Para su cálculo se toma la tasa de interés corriente que cobran los bancos por los créditos de libre inversión y se multiplica por 1.5; es decir, la tasa de usura es 50% superior a la tasa de interés corriente.

Para el primer trimestre de 2017, la tasa de usura certificada es de 33,51% E.A., lo que corresponde a un tasa del 2,43 MV. El banco o cualquier otro prestamista que cobre una tasa mayor, incurrirá en usura la que, al tenor del artículo 305 del código penal, es un delito castigado con cárcel.

En esta época del año, muchas familias pueden verse afectadas por esta situación. Acaban de pasar las fiestas decembrinas y es muy probable que quienes no hayan tomado el buen hábito de manejar el presupuesto mensual de ingresos y gastos, terminaran gastando más de lo que tenían y podían.  Así que, como se dice en el argot popular “quedaron sin cinco” y tendrán que ¡saltar matones! para solucionar el ingreso a clase de los hijos.

Generalmente, la solución inmediata es hacer uso de la tarjeta de crédito en módicas cuotas mensuales.  No obstante, el costo por el uso de las tarjetas crédito es el más elevado que existe en el mercado. La tasa de interés cobrada se mantiene relativamente cerca de la tasa de usura: 33,51% E.A.

Si debido a tu falta de planeación, debes acudir a realizar este tipo de compras con esta herramienta, vale la pena que tengas en cuenta el siguiente ejemplo: si tu compra tiene un costo de 2 MCOP y la difieres en 12 cuotas mensuales, terminarás pagando un valor aproximado de $2.329.788.  Así mismo,  si decides diferir esta suma a 24 meses, terminarás pagando: $2.663.112.

9 de cada 10 personas a las que hago la pregunta ¿sabes cuál es el interés efectivo anual que te cobra tu banco por el uso de la tarjeta de crédito? desconocen la respuesta y nunca se han preocupado por indagar al respecto, lo que hace que también desconozcan sus números y con ello vivan siempre en el limbo financiero.

Las decisiones financieras que se toman sin conocimiento previo de las tasas de interés terminan afectando nuestras finanzas personales. Sin embargo, gran parte de los usuarios de este tipo de crédito, no son conscientes de esta situación y sus malos hábitos de consumo, su desorden financiero y su falta de educación financiera, los han llevado a verse envueltos en el círculo vicioso del sobreendeudamiento.

Si te identificas con este tipo de usuario de tarjeta de crédito, espero que dentro de los propósitos para este año hayas contemplado dar un giro a la forma en que organizas y administras tus finanzas, que entiendas la importancia de estructurar, ejecutar y auditar tu presupuesto, que conozcas tus números y puedas analizarlos, que tengas clara tu situación actual y empieces a dar los primeros pasos hacia la tranquilidad y el bienestar financiero que tanto anhelas para ti y para los tuyos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *