DESARROLLA TU INTELIGENCIA FINANCIERA.

 

Eliana Bravo Vesga - Inteligencia financiera

La inteligencia financiera es un conjunto de habilidades que nos permite resolver o evitar futuros problemas financieros. Muchas personas pueden pensar que no tuvieron la suerte de nacer con ella y que nada pueden hacer, pero, realmente la inteligencia financiera es algo que se aprende, se desarrolla, se enseña, lo demás son solo excusas que retrasan el proceso de mejora de tus finanzas.

Robert Kiyosaki, en su libro “incrementa tu IQ financiero: sé más hábil con tu dinero”, afirma que todos tenemos problemas de dinero, pero que más que tratar de ignorarlos o fingir que no los tenemos, debemos enfrentarlos y tratar de buscar una solución, ya que cada problema que vamos resolviendo nos hará más listos y nos ayudará a desarrollar nuestra inteligencia financiera.

Dar solución a un problema financiero no consiste en crear uno más grande, por ejemplo, una persona que no cuenta con fondos suficientes para cubrir su nivel de vida, decide acudir siempre al crédito para cubrir su déficit, lo cual con seguridad le generará un problema mayor, porque siempre estará -cómo se dice en el argot popular- “abriendo un hoyo para tapar otro” y al final se encontrará angustiado, estresado y “pagando escondederos de a peso” para no dejarse ver de los acreedores y sus abogados.

Para resolver un problema financiero hay que revisar las causas que lo están generando y encontrar las acciones a seguir para erradicarlo definitivamente. Es posible que, como en el caso anterior, el problema radique en los malos hábitos de consumo, si ésta persona tomara su tiempo para analizar la situación, desenmascarara los malos hábitos y se comprometiera a cambiarlos por buenos, estaría dando una solución a su problema y, en esta medida, haciéndose más inteligente financieramente.

Ahora bien, algunas personas creen que su problema es la falta de dinero, pero realmente el problema es la falta de inteligencia financiera. Cualquier persona Puede ganar mucho dinero, porque es muy buena en lo que hace, pero eso no es suficiente para que pueda mantenerlo y multiplicarlo.

Entonces ¿cómo logramos desarrollar nuestra inteligencia financiera? ¡Educándonos financieramente!

Cuando nos educamos financieramente vamos almacenando herramientas para utilizar al momento de asumir los problemas financieros. La práctica hace al maestro, entre más problemas resolvamos, seremos más expertos en el tema, a su vez, vamos a poder enfrentar problemas cada vez más complejos y, por consiguiente, nuestra inteligencia financiera será mayor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *