¡ESTÁS DESPEDIDO! ¿QUÉ TAN PREPARADO ESTÁS PARA RECIBIR ESTA NOTICIA?

 

Eliana Bravo Vesga - desempleo

Hace un tiempo publiqué sobre “los jinetes del apocalipsis financiero”, el primero de ellos: el  DESEMPLEO.

Esta semana, dos personas muy cercanas recibieron una carta de la empresa en la que trabajan. En ella les comunican, de manera respetuosa que, teniendo en cuenta las nuevas políticas de la dirección de las empresas, se ha decidido no renovar su relación laboral, por lo que ¡su contrato de trabajo ha finalizado!, les agradecen por todos los años de servicio y les desean muchos éxitos en esta nueva etapa de la vida.

El ejemplo corrobora que este tipo de decisiones empresariales en nada se relacionan con el buen trabajo realizado, con las muchas horas de su existencia que las personas han dedicado a cumplir las obligaciones contraídas para con el empleador, – anulando completamente el tiempo para si mismos y para su familia- , así como, tampoco tiene relación con el tiempo que han dedicado a capacitarse para ir ascendiendo en la escalera corporativa. Entre otras, porque los protagonistas de esta historia cuentan con el máximo reconocimiento académico en cada una de sus áreas y son excelentes en lo que hacen.

Recuerda: ¡nadie tiene el empleo comprado! La finalización de la relación laboral es una noticia que, mediante una carta más o menos decorosa, puede llegar a tu nombre en cualquier momento, aunque no la estés esperando, aunque para ti un despido resulte una situación impensable, puede pasar.

Ahora bien, una cosa es que no estemos esperando una carta de despido y, otra muy diferente,  es que estemos preparados financieramente para este tipo de circunstancias.

Una vez me enteré de lo sucedido, le pregunté a cada uno de los afectados: ya sin recibir el salario ¿durante cuánto tiempo podrás mantener tu mismo nivel de gastos? A lo cual ellos respondieron: “en promedio un año”.

Esta respuesta marca una diferencia. A pesar de que, a partir de este fin de mes,  ya no tendrán empleo, están tranquilos.  Si bien esta noticia los sorprendió negativamente – a nadie le gustan este tipo de sopresas-, saben que tienen el control de sus finanzas, han sido previsivos y esto les permite buscar nuevas fuentes de ingreso,  sin el desespero que suele producir situaciones como: las deudas, la falta de un fondo de desempleo, un fondo de emergencia, la falta de ahorros y, en general, la práctica de malos hábitos que hacen que nuestras finanzas estén siempre al borde del abismo.

Es el momento de reflexionar:  ¿qué tan preparado estás para recibir esta noticia?

2 thoughts on “¡ESTÁS DESPEDIDO! ¿QUÉ TAN PREPARADO ESTÁS PARA RECIBIR ESTA NOTICIA?

  1. Excelente tu nota Ely, efectivamente, en la mayoría de los casos, no estamos preparados para recibir este tipo de noticias, aún cuando desde el momento en que firmamos un contrato de empleo, debemos mentalizarnos y tomar en cuenta que ningún empleo está garantizado al 100%. Muchas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *