Lecciones del hombre más rico de Babilonia

 

“El hombre más rico de Babilonia”, es un libro escrito por George S. Clason quien, a manera de historias o cuentos ambientados en la antigua Babilonia, nos muestra los pasos para solucionar los problemas financieros y alcanzar el éxito. Es un manual que nos muestra los principios básicos de la educación financiera y la forma de organizar y administrar el dinero, principios que toda persona debería aplicar en su vida diaria.

Aquí te resumo algunas lecciones plasmadas por el autor para adquirir dinero, conservarlo y hacer que gane más dinero. Sabios consejos escritos en los años veinte, pero que continúan vigentes en este siglo y perdurarán a través de muchas más generaciones.

1.“La fortuna de un hombre no está en la bolsa que lleva consigo. Una bolsa llena se vacía con rapidez sino hay una fuente de oro para alimentarla. ¡Los ingresos, eso es lo importante! Tener una renta que continúe alimentando mi bolsa, tanto si me quedo sentando en el muro de mi casa como si viajo a lejanos países”.

2. “Una parte de lo que tú ganas es tuya y la puedes conservar. No debe ser menos de una décima parte, sea cual sea la cantidad que tú ganes. Puede ser mucho más cuando te lo puedas permitir. Primero págate a ti. No compres al zapatero o al sastre más de lo que puedas pagar con lo que te quede, de manera que tengas lo necesario para la alimentación, la caridad y la devoción a Dios”.

3. “Si guardaras la décima parte de lo que ganas en un año, ¿cuánto tendrías en diez años? ¡Si te quieres hacer rico, tus ahorros te deben rendir y estos rendimientos rendirte a su vez! Todo esto te ayudará a alcanzar la abundancia que tanto ansías”.

4. “Los consejos son una cosa que se da gratuitamente, pero toma tan sólo los buenos. Quien pide consejos sobre ahorros a alguien que no es entendido en la materia habrá de pagar con sus economías el precio de la falsedad de los consejos”.

5. “Te comes los beneficios de tus ahorros. Así, ¿Cómo quieres que trabajen para ti? ¿Cómo pueden producir a su vez más beneficios que trabajen para ti? Procúrate primero un ejército de esclavos de oro, y después podrás gozar de los banquetes sin preocupación

6. “Los gastos que llamamos obligatorios siempre crecen en proporción a nuestros ingresos sino hacemos algo para evitarlo”.

7. “Estudiad atentamente vuestros hábitos de vida”.

8. “Que el presupuesto sea vuestro primer instrumento en el control de los gastos de vuestra creciente fortuna”.

9. “La parte de nuestras ganancias que conservéis no es más que el principio y lo que nos produzca después es lo que amasará nuestras fortunas”.

10. “El primer principio de la inversión consiste en asegurar vuestro capital. ¿Acaso es razonable cegarse por las grandes ganancias si se corre el riesgo de perder el capital? Yo diría que no”.

11. “No os dejéis arrastrar por lo deseos románticos de hacer fortuna fácil”.

12. “El hombre que comprende las leyes de la riqueza y de esta forma obtiene un excedente cada vez mayor, debería pensar en su futuro. Debería planificar algunos ingresos o ahorrar un dinero que le dure muchos años y del que pueda disponer cuando sea el momento”.

13. “Los deseos vagos no son más que débiles deseos. Si aprende a fijarse un pequeño deseo bien definido, ello lo llevará a fijarse otro más grande. Así es como se construyen las fortunas. Se empieza con cantidades pequeñas y luego se pasa a cantidades más importantes. Así el hombre aprende y se hace más hábil”.

14. “Todos los hombres tienen la manía de dejar las cosas para después. Deseamos riquezas, pero ¿Cuántas veces, cuando se presenta la ocasión, esa manía de contemporizar nos incita a retrasar nuestra decisión?

15. “La acción te conducirá hacía el éxito que deseas. A los hombres de acción les sonríe la buena fortuna”.

Si bien es cierto puedes conocer ya algunos de estos consejos, lo que marca la diferencia es ponerse en acción aplicándolos a tu vida diaria. Veras que funcionan y cambian la vida de las personas que los practiquen con disciplina, compromiso y perseverancia.


Información extraída del libro El hombre más rico de Babilonia. George S. Clason. 2007

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *