LOS DESASTRES DE LOS SECRETOS FINANCIEROS.

Eliana Bravo Vesga - Finanzas en pareja

 

Renato y Rosa son un matrimonio feliz y  tienen una situación económica estable.  Él un hombre de negocios y ella una mujer dedicada a ejercer su profesión, dos hijos en común y aparentemente sus vidas transcurrían con tranquilidad. Durante algún tiempo Renato tuvo quebrantos de salud y el diagnóstico médico informó que padecía cáncer, una situación bastante difícil para la familia, por lo que  inmediatamente se dio inició el tratamiento indicado por el médico.  Sin embargo, la vida de Renato se apagó en menos de dos meses.

Renato y Rosa se amaban pero entre ellos nunca hubo la confianza ni el espacio para hablar de los negocios ni, mucho menos, de la forma en que manejaban el dinero, simplemente ella sabía que en casa no faltaba nada y era suficiente, incluso, el dinero que ella ganaba era para sus gustos porque todas las responsabilidades del hogar las asumía Renato.

En el momento en que Renato murió,  ¡los secretos financieros salieron a la luz! Rosa quedó sola, en  medio de los acreedores de Renato y, día a día, se fue enterando de todas las deudas y de la real situación financiera que tenía su pareja, pero, como ella no conocía el manejo de los negocios, no pudo hacer nada para salvar su patrimonio y el de sus hijos. Rosa perdió todo.

Esta historia aunque parezca el guión  de una novela mexicana, no es ficción, es la realidad de muchas familias. ¡Los secretos financieros entre las parejas pueden finalmente terminar en un desastre! Es verdad que nadie está exento de la muerte o la enfermedad, pero si tenemos la suficiente confianza con nuestra pareja para hablar de estos temas y estamos organizados ¡evitaremos que nuestras finanzas nos causen un dolor de cabeza adicional!

Los secretos financieros no tienen monto definido, solemos pensar que la confianza y credibilidad de nuestra pareja en nosotros no se afecta cuando decimos “mentirillas piadosas” como: “este bolso no lo compré sino que me lo regaló mi hermana”,  o  cuando le ocultamos  el valor que pagamos en el bar el viernes anterior.

Sin embargo, cuando escondemos gastos, deudas, malos negocios o, incluso,  ingresos extras a nuestra pareja, estamos evitando una buena organización de nuestras finanzas. No es posible mantener un presupuesto familiar cuando no sabemos lo que entra ni lo que sale de los bolsillos.  Así que,  si tu política no es PONER SIEMPRE LAS CARTAS SOBRE LA MESA, te aconsejo que pienses al respecto y lo reconsideres, porque, finalmente, esta falta de honestidad te puede llevar a vivir una historia similar a la de Renato y Rosa.

One thought on “LOS DESASTRES DE LOS SECRETOS FINANCIEROS.

  1. ….y es que la falta de honestidad es en realidad la que termina con cualquier relación, muy buen artículo Eli; como todos los que publicas.

    Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *