MENTE, TIEMPO Y DINERO

 

 

En un post anterior estuvimos hablando sobre las 8 señales que te indican que estás atrapado en la carrera de la rata, después de revisar esta información estoy segura que muchos se sintieron identificados y pensaron que les gustaría, en algún momento de sus vidas, salir de este círculo vicioso en el que trabajan para tener unos ingresos, pagar deudas, gastar, volverse a endeudar y ver como los sueños se quedan en el tintero.

Para algunos no pasará de ser una intención, ya que siempre encontrarán una justificación para no dar el primer paso. Para otros el tema a lo mejor les ha quitado el sueño en más de una ocasión, tratando de dar respuesta a la pregunta ¿por dónde iniciar este proceso?

Hoy quiero darte a conocer los tres activos más importantes en los cuales debes enfocar tus esfuerzos – en el orden establecido – para que, con un plan estructurado, puedas salir de la carrera de la rata y lograr paso a paso ese anhelado bienestar financiero:

1.Tu mente

El camino hacia la prosperidad financiera está marcado por tu programación, que no es más que toda la información que tienes archivada en tu mente y que se fue formando desde que eras pequeño, teniendo en cuenta lo que escuchaste y viste hacer con el dinero.

Tal como lo menciona T. Harv Eker, “tu programación lleva a tus pensamientos, éstos a tus sentimientos; tus sentimientos, a tus acciones, y tus acciones, a tus resultados”.  Tu programación es la responsable de tus resultados y, si tus resultados no están siendo los más alentadores, la solución está muy clara: ¡cambiar tu programación es un paso esencial para lograr cambiar tus resultados!

Así mismo, es necesario adquirir nuevos conocimientos y ponerlos en práctica -ya que el conocimiento no sirve de nada si no vamos a la acción-.  En la medida en que entrenas tu mente vas encontrando soluciones a los problemas y nuevas formas de hacer las cosas.

Así que nunca menosprecies el poder de tu mente y recuerda que debes convertirla en tu aliada, de allí parte todo y allí vuelve todo.

2.Tu tiempo

Lo primero que hay que entender es que todas las personas – exitosas o no – tenemos 24 horas del día para hacer lo que nos plazca. La diferencia entonces está en la manera en que invierten el tiempo unos y otros.

Lo común es encontrar personas quejándose porque están insatisfechas con su situación financiera y su vida en general. Sin embargo, pretenden que las cosas cambien sin tener que hacer mucho y sin que les implique dedicar un tiempo adicional a las actividades que cotidianamente hacen, porque como ellas misma afirman, el tiempo no les alcanza para nada.

Entonces si tu intención es salir de tus aprietos financieros y llegar a encontrar la prosperidad, debes aprender a priorizar. Te invito a cambiar el método, cambiar tus paradigmas, a dar prioridad a las cosas que realmente son importantes en tu vida y que te van a brindar satisfacción y bienestar, dejando para después las cosas pequeñas que tienden a congestionarte.

3.Tu dinero

El dinero es una herramienta y en la medida en que sepas utilizarla y tener control sobre ella, vas a lograr, de forma más rápida, la consecución de tus objetivos.

Muchas personas sueñan con salir de la carrera de la rata y tener libertad financiera, pero pocos la logran, porque a diferencia del dicho popular que reza “soñar no cuesta nada”, soñar cuesta mucho cuando realmente se quiere hacer realidad ese sueño.

Asumir el control de tu flujo de efectivo es un arma infalible que te permitirá iniciar el proceso, con pasos firmes, no puedes esperar a tener más dinero para mejorar la forma en que lo administras.

Si hoy sabes que tu flujo de efectivo está en rojo, es momento de hacer un alto en el camino y darte cuenta qué tan negativo es tu saldo todos los meses, entiende que esto es un ejercicio necesario para que sepas de dónde partes y puedas encontrar estrategias que te ayuden a liberarlo.

No importa cuánto dinero ganes, si no aprendes a controlarlo y convertir ese dinero en activos no harás ninguna diferencia. Cualquier inversión por pequeña que sea requiere de esta herramienta.

Finalmente, no hay fórmulas mágicas que hagan que, de la noche a la mañana sin el más mínimo esfuerzo, la vida cambie, las finanzas se acomoden y todo sea color de rosa ¡esas fórmulas no existen! Pero, no cabe duda que la magia está en cada persona que decide tomar las riendas de su vida, hacerse responsable de su futuro, y con esfuerzo, compromiso, disciplina y constancia lograr los cambios que se proponga y mantenerlos en el tiempo.

♣ Inicia tu proceso y encaminate por la vía del bienestar y el progreso. ⇒HAZ CLIC AQUI⇐

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *