QUE RICO ¡LLEGARON LAS VACACIONES!

 

Eliana Bravo Vesga - vacaciones

La mejor época del año es la de vacaciones, anhelamos que ese momento llegue para descansar y pasar tiempo con nuestra familia y amigos, sin preocupaciones. No obstante, es necesario que seamos cautelosos a la hora de elegir las actividades que haremos durante esos días, porque si no hemos sido previsivos en nuestro presupuesto, es posible que la sensación de tranquilidad  que experimentamos por unos días, se transforme en angustia de meses o  de años.

Y es que el tema de las vacaciones, es algo que no se puede decidir a la ligera, como todo lo que hacemos en la vida, para que salga bien necesita un plan estructurado y concertado.  Cuando tenemos claro lo que queremos hacer, sabemos que camino debemos seguir.  Para este caso particular, no es lo mismo decir de la noche a la mañana: “decidí irme para Miami de vacaciones” que: “tal como lo había planeado al iniciar el año, he logrado provisionar los recursos para salir de vacaciones en el mes de octubre”.

La explicación es muy sencilla, en el primer caso, debido a la improvisación seguramente tendremos que pasar la tarjeta de crédito en “módicas cuotas” para comprar pasajes, hoteles y todos los gastos del viaje, por lo cual nuestro bronceado se puede tornar pálido en el momento de ¡recibir el primer extracto de cobro por parte del banco! En el mejor de los casos (lo digo por experiencia propia) gastaremos nuestros ahorros por cumplir estos caprichos o deseos, algo que tampoco es muy sabio, tal como les comenté en el post ¡YO SIEMPRE ME PAGO A MI MISMO PRIMERO!

En el segundo caso, el tener un plan nos permite organizarnos con tiempo, ser previsivos y comprometernos para lograrlo en el tiempo establecido, es decir que no solo vamos a tener unos días de vacaciones placenteras sino que también, en los meses posteriores, vamos a seguir sin preocupaciones de tipo financiero, ya que nuestras vacaciones no solo se disfrutaron sino que se pagaron.

Ahora bien, si tus finanzas están en aprietos y tienes deudas que debes saldar, no te recomiendo que hagas planes para salir a otro lugar. Recuerda que las vacaciones son espacios para descansar y compartir con las personas que amamos, no necesariamente debe ser salir de viaje y gastar mucho dinero, puedes buscar otras actividades económicas y divertidas, que, estoy segura, evitarán comprometer aún más tu economía y el futuro de tu familia.  Se me vienen a la cabeza algunas que he realizado:

  • Organizar comida en casa, donde todos puedan participar.
  • Ver pelis en casa, es genial, ya que puedes ver la que más te gusta y preparar tu comida favorita.
  • Juegos de mesa, te aseguro que no importa la edad siempre nos vamos a divertir con ellos.
  • La noche de karaoke en casa.
  • Visitar lugares en tu ciudad que por falta de tiempo no hayas podido conocer.
  • Buen momento para realizar actividades recreativas y físicas.

Te dejo picado para que acudas a tu creatividad y tus próximas vacaciones estén llenas de mucha diversión, menos deudas y preocupaciones.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *