TU PRINCIPE O PRINCESA CON SALDO EN ROJO

 

Eliana Bravo Vesga - finanzas prematrimoniales

 

Cuando la vida nos pone de frente con nuestra media naranja, esa persona con la cual soñamos caminar de la mano por el resto de nuestras vidas, nos enamoramos de su forma de ser, de los detalles, de su sonrisa y en fin, de un sinnúmero de cualidades que hacen que, en esta etapa del enamoramiento, todo sea extremadamente perfecto.

Bajo ese efecto, el príncipe ha decidido que esa es su princesa y así se cierra el compromiso.  Empiezan los preparativos para una boda sin precedentes, idealizando el cuento de hadas donde se casan y viven felices para siempre.

Generalmente, se habla de todo lo requerido para la boda, la luna de miel y, claro está, de las cosas necesarias para la nueva vida en pareja, porque ¡el nido de amor debe estar dotado del mejor mobiliario! Pero se olvida un detalle que, aunque no se considera relevante de entrada en una relación, debe ser un punto prioritario a dialogar al momento de cerrar un compromiso: sentarse a revisar sus estados financieros de solteros.  Es decir, deben mostrar, el uno al otro, su realidad financiera del momento, lo que incluye: ingresos, gastos, deudas, ahorros e inversiones -si los hay-. Este ejercicio debe hacerse con mucha seriedad porque será la primera demostración real de la sinceridad y la confianza entre la pareja.

Muchos piensan que una cosa es la vida que tenían de solteros y otra distinta la que tendrán al casarse, que nada tienen que ver los gastos y deudas de solteros porque cada uno debe arreglar ese tema por su lado y cómo mejor le parezca.  ¡Como si se hiciera un borrón y cuenta nueva!  Nada más alejado de la realidad. Si tu príncipe o princesa te llega con saldo en rojo, con su cashflow negativo – gastos y deudas superiores a sus ingresos-, terminará afectando, sin duda alguna, el estado financiero del proyecto de vida conjunto.

Lo ideal es que las finanzas de cada uno estén saneadas para que así puedan iniciar, con más tranquilidad, la vida financiera en familia, pero ¿qué pasaría si tu pareja o ambos tuvieran un estado financiero no muy presentable? ¿Seguirías apoyando la causa?

Las parejas toman este tema a la ligera, o realmente ni lo toman, pero más temprano que tarde tendrán que asumir la situación, conozco muchos matrimonios que no han aguantado ese voltaje y se funden.

Iniciar la vida en pareja con secretos financieros  puede llegar a lastimar tanto como descubrir una infidelidad. Así que, si eres de los que en este momento está comprometido, pero aún no has abordado el tema, no te aconsejo dar el siguiente paso sin pasar esta prueba. Recuerda que es muy importante saber de dónde partimos para poder visualizar el horizonte hacia el cual vamos a caminar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *