¿UTILIZAS O PIENSAS UTILIZAR UBER? CONSEJOS PARA TENER EN CUENTA.

Eliana Bravo Vesga - Para utilizar UBER

 

Me encanta que a las ciudades lleguen nuevas ofertas de servicios, porque esto permite que los usuarios tengamos la oportunidad de elegir entre uno u otro, teniendo en cuenta criterios como: calidad, tarifas, seguridad, valor agregado, entre otros. A su vez, los múltiples oferentes hacen que las empresas se esfuercen por prestar un adecuado servicio, que les permita enfrentar la competencia y satisfacer las necesidades y expectativas del consumidor.

Pero este post no lo escribo con la idea de comentar si un servicio es mejor que otro, pues sobre ese punto, cada quien tiene su propia opinión y, estoy segura, que dependerá de cómo le haya ido en el baile con los otros prestadores del servicio de transporte.

Mi intención, es dar unos consejos, enfocados en finanzas personales, a quienes hoy en día, por los diferentes motivos que hayan tenido, estén utilizando el servicio de UBER y, claro está, a los que están pensando en utilizarlo en un futuro.

UBER es un servicio de transporte, el cual requiere de dos condiciones para su utilización:

  1. Tener un Iphone o Smartphone para poder instalar la aplicación.
  2. Tener una tarjeta de crédito con cupo disponible.

Si bien es cierto, hay una gran ventaja en pagar el servicio sin tener que llevar a mano efectivo, o sin pasar por el mal momento en que el conductor, para variar, diga que no tiene cambio (sin que haga nada al respecto ni le importe en lo más mínimo la incomodidad del pasajero), es necesario tener claro – y aquí va el primer consejo-  que para que el servicio cumpla nuestras expectativas en cuanto a presupuesto, el pago debe quedar a una sola cuota.

Supongamos que el servicio tuvo un costo de $10.000, cargo realizado a la tarjeta de crédito, si el pago queda como debe ser, a una sola cuota, una vez la tarjeta haga el corte y le envíen el extracto,  debe cancelar los $10.000, ya que, bajo estas condiciones, el banco no cobra intereses; es decir, el servicio no tuvo sobrecostos. No obstante, si el pago fue diferido, por ejemplo,  a 12 cuotas, usted estaría  pagando, aproximadamente $11.376, teniendo en cuenta el cobro de los intereses por parte del banco.

Si realiza este mismo ejercicio por las tantas veces que utiliza el servicio a la semana, al mes y al año,  podrá darse cuenta cómo está afectando su bolsillo. Tenga claro que este control no es responsabilidad ni de la empresa que presta el servicio de transporte, ni de la entidad que le facilita la tarjeta de crédito, así que, realice el seguimiento correspondiente y tome cartas en el asunto.

Finalmente, les aconsejo que para utilizar este servicio, sin afectar su economía, deben tener un rubro de transporte en su presupuesto mensual, apartar estos recursos y no pretender que porque no están haciendo el pago en efectivo en el momento, pueden destinarlos a otras necesidades o caprichos. De lo contrario cuando llegue el cobro de la tarjeta estarán saltando matones y quejándose del servicio, porque, generalmente, cuando hay deudas, la culpa es de todos menos nuestra.

En conclusión, el servicio de UBER será de gran beneficio para su bolsillo, si y sólo si, usted es un usuario organizado en sus finanzas que maneja el pago de su tarjeta a una sola cuota y tiene un presupuesto de transporte mensual.

PD. No sobra advertir que UBER maneja tarifas de acuerdo a la oferta y demanda. Para que realmente usted pueda ver el ahorro que este nuevo servicio representa en su economía, evite solicitarlo en los lapsos en que la aplicación le muestra que hay tarifa dinámica.

3 thoughts on “¿UTILIZAS O PIENSAS UTILIZAR UBER? CONSEJOS PARA TENER EN CUENTA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *