Imagínate que te despiertas un día y te das cuenta que tus ingresos no dependen exclusivamente de las horas que trabajas, que no tienes deudas improductivas que, aparte de ser un buen generador de ingresos, te has convertido en un excelente administrador y multiplicador de tu dinero. Es decir, ya no piensas en gastar “a manos llenas” y sin control, sino que estas enfocado en aumentar tus inversiones, y a la vez te sientes feliz disfrutando del proceso y avanzando en la realización de tus sueños.

Para algunos esto no pasará de ser una intención, ya que siempre encontrarán una justificación para no dar el primer paso. Para  otros a lo mejor el tema les ha quitado el sueño en más de una ocasión, intentando dar respuesta a la pregunta ¿por dónde iniciar este proceso?

Hoy quiero darte a conocer los tres activos más importantes en los que enfocan sus esfuerzos las personas exitosas y que, sin duda, junto con un plan estructurado, les han llevado a la acción y los han encaminado a construir sus grandes fortunas.

Activo No 1. Tu mente

El camino hacia la prosperidad financiera está marcado por tu programación, que no es más que toda la información que tienes archivada en tu mente y que se fue formando desde que eras pequeño, teniendo en cuenta lo que escuchaste y viste hacer con el dinero.

Debes tener claro que: Tus pensamientos y palabras controlan tus creencias, tus creencias controlan tus decisiones y tus decisiones controlan tus resultados

¿Qué significa esto? Vamos a verlo en un ejemplo concreto:

Daniel cada vez que quiere comprar algo y no tiene el dinero piensa y dice “EL QUE NO ADQUIERE UNA DEUDA NUNCA CONSIGUE NADA”.

Los pensamientos y palabras controlan las creencias

Cómo lo expliqué antes, estas son las palabras que ha escuchado Daniel y que se han quedado grabadas en su mente, le han hecho tener la creencia de que la única forma de obtener las cosas que quiere es a través del endeudamiento.

Las creencias controlan las decisiones

La creencia de Daniel es que, si no adquiere deuda no puede tener lo que quiere, así que esta creencia le hace tomar la decisión de que, cada vez que quiere algo acude a un préstamo para tal fin.

Las decisiones controlan los resultados

Si cada vez que Daniel quiere algo toma la decisión de endeudarse, sus resultados no serán los más esperanzadores ya que está llevando sus finanzas al abismo, lo cual tarde o temprano terminará afectando su bienestar y el de su familia.

Tu programación es la responsable de tus resultados y, si tus resultados no están siendo los más alentadores, la solución está muy clara ¡cambiar tu programación es un paso esencial para lograr cambiar tus resultados!

Qué pasaría si Daniel, cada vez que quisiera comprar algo, aunque no tuviese dinero pensara y dijera:  NO REQUIERO ACUDIR A LA DEUDA PARA CONSEGUIR LAS COSAS QUE QUIERO

Necesitamos cambiar nuestros pensamientos y palabras para cambiar nuestras creencias

Estas palabras le permitirían creer a Daniel que puede adquirir todo lo que quiere y que no necesita endeudarse para poder hacerlo.

Al cambiar nuestras creencias cambian nuestras decisiones

La nueva creencia de Daniel le haría sentarse a organizar un plan (específico, medible, alcanzable, realista y oportuno) para saber cómo puede adquirir lo que quiere, y le llevará a tomar decisiones acertadas para poder cumplirlo.

Al cambiar nuestras decisiones cambian nuestros resultados

Decisiones acertadas conllevan a buenos resultados. En la medida en que Daniel tenga metas definidas va a ir encontrando maneras de aumentar sus posibilidades para conseguir todo lo que quiere.

Así mismo, es necesario adquirir nuevos conocimientos y ponerlos en práctica -ya que el conocimiento no sirve de nada si no vamos a la acción-.  En la medida en que entrenas tu mente vas encontrando soluciones a los problemas y nuevas formas de hacer las cosas.

Las personas exitosas nunca menosprecian el poder de la mente y la han convertido en su aliada, saben que de allí parte todo y allí vuelve todo.

Activo No 2. Tu tiempo

Lo primero que hay que entender es que todas las personas – exitosas o no – tenemos 24 horas del día para realizar nuestras actividades, hasta la fecha no he escuchado a ningún millonario decir que es un privilegiado porque su día tiene 25 o más horas. La diferencia entonces está en la manera como unos y otros invierten el tiempo libre.

Lo común es encontrar personas quejándose porque están insatisfechas con su situación financiera y su vida en general. Sin embargo, pretenden que las cosas cambien sin tener que hacer mucho y sin que les implique dedicar un tiempo adicional a las actividades que cotidianamente hacen, porque como ellas misma afirman: “el tiempo no les alcanza para nada”.

Para las personas exitosas el tiempo es un activo invaluable y han aprendido a gestionarlo de manera efectiva, entendiendo que no es lo mismo estar ocupado que ser productivo.

Entonces si tu intención es salir de tus aprietos financieros, y llegar a encontrar la prosperidad, debes aprender a priorizar. Te invito a cambiar el método, cambiar tus paradigmas, a dar prioridad a las cosas que realmente son importantes en tu vida y que te van a brindar satisfacción y bienestar, dejando para después las cosas pequeñas que tienden a congestionarte.

Activo No 3. Tu dinero

Para los ricos el dinero es una herramienta y en la medida en que se entrenan para utilizarla y tener control sobre ella, logran, de forma más rápida, la consecución de sus objetivos.

Muchas personas sueñan con tener libertad financiera, pero pocos la logran, porque a diferencia del dicho popular que reza “soñar no cuesta nada”, soñar cuesta mucho cuando realmente se quiere hacer realidad ese sueño.

Asumir el control de tu flujo de efectivo es un arma infalible que te permitirá iniciar el proceso, con pasos firmes, no puedes esperar a tener más dinero para mejorar la forma en que lo administras.

Si hoy sabes que tu flujo de efectivo está en rojo, es momento de hacer un alto en el camino y darte cuenta qué tan negativo es tu saldo todos los meses, entiende que esto es un ejercicio necesario para que sepas de dónde partes y puedas encontrar estrategias que te ayuden a liberarlo.

No importa cuánto dinero ganes, si no aprendes a controlarlo y convertir ese dinero en activos no harás ninguna diferencia. Cualquier inversión por pequeña que sea requiere de esta herramienta.

Finalmente, no hay fórmulas mágicas que hagan que, de la noche a la mañana, sin el más mínimo esfuerzo: la vida cambie, las finanzas se acomoden y todo sea color de rosa. ¡Esas fórmulas no existen! pero, no cabe duda que la magia está en cada persona que decide tomar las riendas de su vida, hacerse responsable de su futuro, y con esfuerzo, compromiso, disciplina y constancia lograr los cambios que se proponga y mantenerlos en el tiempo.

¿Y tú, estás enfocando tus esfuerzos en estos tres activos? Te invito para que compartas tu experiencia en los comentarios.

♣ Inicia tu proceso y encaminate por la vía del bienestar y el progreso. ⇒HAZ CLIC AQUI⇐

One Reply to “¿Cómo iniciar el camino a la RIQUEZA?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.