¿PARA QUÉ EDUCARNOS FINANCIERAMENTE?

Eliana Bravo Vesga - Educarnos financieramente

En nuestro diario vivir, es común escuchar de las personas frases como: “el dinero no alcanza para nada”, “si me ganara la lotería mi vida sería diferente”, “todo sube menos el sueldo” entre muchas otras que harían de este post una lista interminable de pensamientos negativos y quejas sin juicio alguno.  Sin embargo, lo que no escuchamos muy a menudo son frases como estas: “mi falta de educación financiera me ha impedido organizar y administrar bien mis finanzas” o mejor aún “buscaré la forma de educarme financieramente”.

¿Alguno de ustedes recuerda haber recibido en su colegio o universidad una cátedra titulada por ejemplo: “Herramientas básicas para administrar las finanzas personales”? Yo, desde luego, no lo recuerdo,  eso no estuvo en mi pensum y aunque han pasado “algunos añitos” desde mi graduación, al día de hoy, nuestro sistema educativo convencional ¡no contempla la enseñanza de este tipo de asignaturas!

Todo lo que sabemos y creemos acerca del dinero lo hemos heredado o aprendido por inercia de nuestros progenitores, somos el resultado de una historia familiar previa, con sus aciertos y sus desaciertos, es necesario conocer esa historia para eliminar de raíz lo que no sirve para nada.  No olvidemos  que quien no conoce su historia, está condenado a repetirla.

Entonces, si el sistema educativo convencional no nos aporta la información y conocimiento que necesitamos para el buen manejo de nuestras finanzas y si nuestra historia previa no fue la que esperábamos, la solución no es la queja continua y el culpar a otros de nuestra situación, debemos responsabilizarnos y dar un giro a nuestro futuro financiero.

Lo cierto es que, aunque el dinero no da la felicidad, las deudas y la pobreza distan mucho más de hacerlo.  Todos usamos el dinero nos guste o no,  éste se ha convertido en una herramienta sin la cual no es posible sobrevivir, lo lógico es que, más que tratar de ignorarlo y considerarlo como algo malo, causante de problemas, aprendamos a manejarlo y controlarlo. El dinero debe trabajar para nuestro bienestar.

¿Te gustaría tener una nueva visión del dinero y poder enfrentarte, con herramientas sólidas, a la toma de decisiones financieras, sin importar su tamaño? Si tu respuesta es sí, el mejor consejo que puedo darte es ¡dale a la EDUCACION FINANCIERA la importancia que se merece en tu vida!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *