¿QUIERES TENER UN PRESUPUESTO CON EXCEDENTE?

 

Eliana Bravo Vesga - Presupuesto con excedente

 

El presupuesto es un plan para organizar los ingresos y gastos. Existen dos tipos: el presupuesto con déficit, en el cuál se gasta más de lo se gana, y el presupuesto con excedente: en el que los ingresos superan los gastos.

La mayoría de personas suelen mantener un presupuesto con déficit razón por la cual terminan acumulando enormes deudas malas, quedando siempre en el círculo vicioso de pagar, gastar y volverse a endeudar. No obstante, si una persona quiere realmente tener opciones, que lo encaminen por la vía del progreso y el bienestar, debe crear un presupuesto con excedente.

Si hoy les preguntara qué tipo de presupuesto les gustaría tener, con seguridad me responderían: un presupuesto con excedente, eso es fácil en la teoría, pero ¿cómo lograrlo en la práctica?

En el libro Incrementa tu IQ financiero de Robert Kiyosaky se explican tres consejos para elaborar un presupuesto con excedente.  Al respecto, quiero darte una breve explicación que te permitirá ampliar tus conocimientos y lograr pasar de un presupuesto con déficit a uno con excedente, ¡claro está si decides ponerlos en práctica!

Consejo No 1: Un presupuesto con excedente es un gasto. Esto se traduce en la importancia de pagarnos a nosotros mismos primero. Destinar una parte de nuestros ingresos al ahorro, a la caridad y a la inversión debe ser una prioridad. Generalmente las personas dan prioridad a sus otros gastos y al final no queda nada para estos tres rubros. El ahorro, la caridad y la inversión deben ir enlistados como un gasto en tu presupuesto y cómo un activo en tu estado financiero.

Si quieres tener un presupuesto para obtener ganancias, antes de realizar cualquier gasto debes tomar un porcentaje de tus ingresos y distribuirlo entre estos rubros. Hacer el firme propósito de que así te quedes corto a fin de mes no caerás en la tentación de utilizarlos para cubrir otros gastos. Esta estrategia también ayudará a forzarte a buscar nuevas fuentes de ingresos para lograr equilibrar tu flujo de efectivo.

Consejo No 2: La columna de gastos es tu bola de cristal. Si quieres saber cómo será tu futuro, no tienes que pagarle a una adivina, sólo debes revisar tu relación de gastos mensuales. Si realmente quieres un presupuesto con excedente debes dar la importancia a tu registro diario de gastos.  Conocer en qué gastas tu dinero, identificar y cambiar los malos hábitos de consumo ayudará a acercarte, cada vez más,  al progreso y bienestar.

Consejo No 3: Paga los pasivos con los activos.  Ten clara estas definiciones que te servirán para reconocer cuando estás comprando un activo o un pasivo: un activo es un elemento que pone dinero en tu bolsillo y un pasivo es un elemento que saca dinero de tu bolsillo.

No se trata de no darte lujos, sino de saber en qué momento debes hacerlo. Recuerda: cuando tomas el hábito de pagarte a ti mismo primero y te educas financieramente, puedes realizar inversiones en activos que te generen flujo de efectivo y así conseguir darte estos lujos y disfrutarlos sin preocupaciones.

 

3 thoughts on “¿QUIERES TENER UN PRESUPUESTO CON EXCEDENTE?

  1. Hola Eli:

    Para mí la implementación de un presupuesto ha significado poder ahorrar tres veces lo que ahorraba hace varios meses.

    Es una herramienta indispensable.

    Y el concepto de pagarnos a nosotros mismos es un gran motivador y un método muy eficiente.

    Si dejamos el ahorro para el final nunca alcanza el dinero, pero si lo consideramos como un gasto prioritario más si se puede!

    Abrazos.

  2. Muy buen consejo el de pagarse uno mismo, la verdad no lo he hecho pero de ahora en adelante lo pondré en practica. Me gustaría que ampliaras en que se puede invertir.
    Gracias !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *