Tu mente: fuente de riqueza y abundancia. (PARTE I)

 

 

Hace un tiempo, en el post MENTE, TIEMPO Y DINERO, te comenté que el camino hacia la prosperidad financiera está marcado por tu programación, es decir, por toda esa información que tienes archivada en tu mente y que se ha ido formando desde que eras pequeño, por aquello que escuchaste y que viste hacer con el dinero.

En el libro LOS SECRETOS DE LA MENTE MILLONARIA, T. Harv Eker enseña que nuestra mente es un gran archivador, como los que encuentras en tu oficina o casa, en el que guardamos toda la información, de forma organizada y clasificada, y cada vez que nos enfrentamos a una toma de decisión, acudimos a estos archivos.

En el libro encontré, no sólo una herramienta que me ha permitido hacer una introspección e identificar mi patrón personal del dinero, sino además unas sencillas instrucciones para reprogramarme y lograr mi prosperidad financiera de forma natural.

Aquí va un resumen de lo que el autor denomina los 17 archivos de riqueza, conceptos sencillos pero profundos, que, aplicados en nuestra vida diaria, transformarán nuestra forma de pensar, creencias, decisiones y resultados, no sólo a nivel financiero sino en todas las áreas de nuestra vida.

Archivo No 1. Yo creo mi vida.

Implica no culpar, no justificarnos y no quejarnos por lo que pasa o deja de pasar en nuestra vida, somos los únicos responsables de nuestra prosperidad y bienestar financiero.

Archivo No 2. Jugar al juego del dinero para ganar.

La meta de la gente rica es tener riqueza y abundancia. Obtienes lo que verdaderamente pretendes obtener. Así que, pregúntate: ¿cuál es tu meta? ¿cuál es tu objetivo? ¿cuál es tu verdadera intención?

Archivo No 3. Comprometerse a ser rico.

La riqueza no viene del solo hecho de desearla. Querer ser rico, no significa nada, es como decir si me cae del cielo lo cogeré. Elegir ser rico es una decisión que va a la par con ser responsable de crear tu realidad. Comprometerse es dedicarse sin reservas, dar el 100%, estar dispuesto a hacer lo que haga falta, sin excusas. La pregunta es en qué nivel te encuentras ¿Quieres, eliges o te comprometes?

Archivo No 4. Pensar en grande.

Tu vida no se trata solo de ti. Es muy importante el aporte que haces a la vida de los demás. Todos tenemos talentos naturales y debemos utilizarlos al máximo. Los pensamientos y acciones grandes llevan tanto a tener dinero como a sentirnos satisfechos.

Archivo No 5. Centrarse en las oportunidades y no en los obstáculos.

Es necesario centrarse en lo que se quiere y evitar enfocarse en lo que no se quiere. Aquello en lo que te enfocas determina lo que te encuentras en la vida. Céntrate en las oportunidades y eso es lo que encontrarás.

Archivo No 6. Admira a otra gente rica y próspera.

Si crees que la gente rica es mala y quieres ser una persona buena, nunca serás rico. No puedes ser algo que desprecies profundamente. En lugar de albergar resentimiento hacia la gente rica, debemos practicar el sentir admiración por ellos, practicar la bendición y el amor hacia ellos.

Archivo No 7. Relacionarse con personas positivas y prósperas.

Aquellos que tienen éxito consideran a las personas prósperas una oportunidad de motivación. El modo más fácil y rápido de crear riqueza es aprender exactamente cómo juegan al juego los ricos, ellos son maestros del dinero.

Por ahora te dejo estos 7 archivos de riqueza. Recuerda no basta con conocerlos y leerlos, debes empezar a reprogramar tu mente. En el siguiente post te hablaré de los 10 restantes para que continúes con tu aprendizaje.

 ♣ Inicia tu proceso y encaminate por la vía del bienestar y el progreso. ⇒HAZ CLIC AQUI⇐

 

3 thoughts on “Tu mente: fuente de riqueza y abundancia. (PARTE I)

  1. Mil gracias Ely por esta recopilación tan interesante y, sobre todo, por tu dedicación y sano empeño en mostrarnos que con una buena organización financiera, podemos lograr todo aquello que nos propongamos. Me encantan todos tus post y comentarios, siempre acertados, útiles, provechosos.
    Te mando un abrazo y muchas bendiciones.
    Laura Patricia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *